Carta de acumulacion de decimos

Carta de acumulacion de decimos

Carta de acumulacion de decimos

Seguir en tiempo presente

… que no de estas piezas y remiendos con que se atapa un agujero y se hacen ciento, como son estas piezas y remiendos de leyes y ordenanzas, que ordenando nunca acaban de ordenar cosa que baste; antes por atapar un agujero, hacen ciento y por deshacer una gotera hacen cuatro, y por no acertar una vez en el camino y errarlo, rodean y le andan muchas veces y nunca le acaban de andar ni llegar a la posada ni reposo que desean; y por cortar un inconveniente nacen siete o ciento, como cabezas de hidra.
En la Plaza de las Tres Culturas, el sitio doblemente nefasto de Tlatelolco donde se libraron las últimas batallas de la conquista y donde tuvo lugar la masacre estudiantil de 1968, varios monumentos conmemoran los hechos. La placa que hace referencia a la caída del llamado imperio azteca lleva la siguiente inscripción: “El 13 de agosto de 1521 heroicamente defendido por Cuauhtémoc, cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo, ni derrota. Fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy”. Dejando a un lado la supuesta existencia de un México “mestizo”, y el tono ambivalente de estas frases (¿está la voz anónima constatando un hecho? ¿está luchando contra él?), lo que me interesa es la ominosa, aunque extrañamente correcta, lectura de 1521. Ominosa porque uno esperaría que el final de una guerra estuviera claramente demarcado: que los dos bandos fueran fácilmente identificables, con un bando victorioso, el otro vencido, y el equilibrio de poder resuelto. Pero si la conclusión de esta guerra “[n]o fue triunfo, ni derrota”, ¿qué fue entonces? ¿Qué puede sobrevenir después de un final que no es ni lo uno ni lo otro?

Tabla de conjugación de decir

“Decir” es una palabra muy importante en español, porque, bueno, ¿cómo se puede comunicar sin saber decir? Pero, por desgracia, la conjugación de “decir” es una de las más complicadas de la lengua española, ya que casi todos los tiempos tienen diferentes formas irregulares. Por suerte para ti, tienes este artículo, que te guiará sobre cómo usar y recordar todos y cada uno de ellos, ¡con ejemplos!
Lo que hay que tener en cuenta aquí es que, en las formas conjugadas, la ‘i’ se desplaza a la primera sílaba de la palabra, y entonces, aparte de la conjugación irregular de la primera persona, el verbo se conjuga como un verbo ‘ir’ normal.
Como puedes ver, la conjugación del pretérito de “decir” es muy irregular en español. Sin embargo, como suele ocurrir con el español, sólo es cuestión de recordar la primera parte de la palabra (la raíz), y entonces verás que todas las formas siguen el mismo patrón.
Es posible que hayas escuchado canciones que dicen cosas como “dime, dile, dilo…”. Aunque no lo creas, se trata de otra forma del verbo “decir”. La forma de mando singular del verbo “decir” es simplemente di. Así que si quieres decirle a alguien que diga algo en español, puedes decir simplemente “di” + lo que quieres que diga. La razón por la que puede parecer que hay tantas formas es porque “di” se combina con los pronombres y los une a la propia palabra.

Manifiesto de la huelga de la moma

Historia del saqueo de América Latina que muestra cómo funcionan los mecanismos actuales del despojo: los tecnócratas en jet, herederos de los conquistadores en carabela; Hernán Cortés y los infantes de marina; los corregidores del reino y las misiones del Fondo Monetario Internacional; los dividendos del tráfico de esclavos y las ganancias de la General Motors. El tiempo presente ha sido presentido y engendrado por las contradicciones del pasado.
“Una obra épica de creación literaria… No puede haber mayor reivindicación de las maravillas de las tierras y las gentes de América Latina que Memoria del Fuego.” -The Washington PostLa monumental narración en tres volúmenes de la historia del Nuevo Mundo de Eduardo Galeano comienza con el Génesis, una vasta cadena de leyendas que abarca desde el nacimiento de la creación hasta la era del colonialismo salvaje. A través de una prosa lírica y una profunda comprensión, Galeano (autor de la célebre Venas abiertas de América Latina) relata los mitos de la creación, las sociedades precolombinas y la brutalidad de la conquista, desde los Andes hasta las Grandes Llanuras.El proyecto de Galeano de devolver a la historia “el aliento, la libertad y la palabra” se despliega como una obra literaria única y poderosa. Esta audaz obra maestra libera el pasado, tejiendo un nuevo tipo de historia a partir de la mitología, las voces silenciadas y el choque de mundos.  Génesis es el primer libro de la trilogía La memoria del fuego, que continúa con Rostros y máscaras y El siglo del viento.

Decir imperfecto

Aunque la mayoría de nosotros hemos sido educados para centrarnos en la Acumulación de dinero, cosas y experiencias a lo largo de nuestra vida – hay un cambio creciente para centrarse en la Desacumulación a medida que nuestra población envejece.
La desacumulación es en realidad una palabra que se refiere a la desacumulación de activos para mantener la calidad de vida en la jubilación. Es mucho más complejo que la acumulación de activos. Durante la fase de acumulación de tu vida, básicamente tienes que ahorrar e invertir de forma eficiente (diversificar y mantener las comisiones bajas) a lo largo del tiempo. Eso es todo; es “simple pero no fácil” y, afortunadamente, se ha convertido en una mercancía gracias a los robots y a los corredores de bolsa. Cuando se trata de desacumular activos, hay que ser inteligente:
Los Boomers y la Generación Silenciosa controlan el 75% de los 107 billones de dólares de riqueza total de los hogares en los Estados Unidos. Como referencia, esto es casi 4 veces el actual PIB de los Estados Unidos (Producto Interior Bruto) de 19,4 billones de dólares al año.  Hay mucho en juego y merece la pena que los hogares se planteen una desacumulación eficiente.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos