Desarrollo humano integral para niños

Desarrollo humano integral para niños

Desarrollo humano integral en la empresa

La hermana Smerilli dijo: “Estoy verdaderamente agradecida al Santo Padre por este inesperado nombramiento, que llena mi corazón de alegría y de temor al mismo tiempo, por la difícil tarea que me tocará desempeñar. Le agradezco la confianza que ha depositado en mí y rezo para que pueda honrarla con un servicio constante de obediencia y fidelidad a Cristo, al Papa y a toda la Iglesia. Agradezco también de modo especial al cardenal Peter K.A. Turkson, Prefecto del Dicasterio.
Mi corazón y mi mente se dirigen hoy a San Juan Bosco, y a la Familia Salesiana. Nunca olvidaré cuando la vocación a la vida religiosa se abrió camino hacia mí. Mi familia estuvo a mi lado y me apoyó con esa discreción que sólo los padres enamorados de sus hijos saben dar. A mi madre y a mi padre va todo el cariño posible en estos momentos.
Hasta ahora he seguido un curso de profundización académica, en Italia y en el extranjero, por lo que no puedo dejar de agradecer a los profesores que me han apoyado, gracias a los cuales ese curso quizás no habría sido posible, y en particular a la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación “Auxilium”, que me ha dado la oportunidad de enseñar y de hacer de mi pasión mi objeto de estudio, permaneciendo en contacto con los alumnos en una relación que me ha enriquecido y que, espero, no se interrumpa.

Solidaridad y desarrollo humano total/integral

La finalidad del primer Objetivo Nacional es “que cada persona pueda participar dinámicamente en el proceso de liberarse de toda forma de dominación u opresión para que cada mujer y cada hombre tenga la oportunidad de desarrollarse como persona completa en relación con los demás”.
¿Qué entendemos entonces por “Desarrollo Humano Integral”? Podemos decir que el Desarrollo Humano Integral tiene que ver con el enfoque holístico para tratar los asuntos de los papúes. Por holístico, nos referimos a los aspectos económicos, sociales, culturales y espirituales de los seres humanos como un enfoque para abordar algunos de nuestros problemas nacionales.
Las formas de dominación u opresión que impiden a los individuos desarrollarse libremente como personas completas en relación con los demás incluyen: la falta de educación, el desempleo, los prejuicios de género, la discriminación/estigma (víctimas del VIH/SIDA), la delincuencia, la pobreza, el abuso/descuido de niños, la discapacidad, la violencia, etc. Las personas vulnerables a la dominación por parte de los demás son: las personas con discapacidad, la tercera edad, las mujeres, los niños, los desempleados, los menos educados y los hombres y mujeres de menor estatus.

Formas de promover el desarrollo humano integral

El desarrollo humano integral es una perspectiva de desarrollo centrada en el ser humano que sostiene que el auténtico desarrollo es el que hace a cada persona “más humana” y busca promover el bien de toda la persona y de cada persona. Este capítulo comienza con una breve explicación de los orígenes e implicaciones de los fundamentos conceptuales del desarrollo humano integral. El desarrollo humano integral ofrece un enfoque participativo verdaderamente radical del desarrollo humano al centrarse en el bienestar de toda la persona, y en cada persona, ya sea pobre, desfavorecida y marginada o rica, privilegiada y poderosa. Se examinan las cuestiones relativas a la capacidad de acción, la libertad cívica y la relación del desarrollo humano integral con la doctrina social católica. La conclusión ofrece una breve explicación del desarrollo humano integral en la práctica.
El desarrollo humano integral es una perspectiva de desarrollo centrada en el ser humano que tiene su origen en la doctrina social católica. La perspectiva sostiene que el auténtico desarrollo es aquel que hace a cada persona “más humana”. Aunque rara vez se nombra en la literatura, el desarrollo humano integral ha tenido una influencia considerable en las nociones de desarrollo auténtico y, a su vez, en la ética del desarrollo. En este breve capítulo, ofrezco una breve explicación de los orígenes y las implicaciones de los fundamentos conceptuales del desarrollo humano integral, tanto dentro como fuera de la Iglesia católica. Sostengo que el desarrollo humano integral ofrece un enfoque participativo verdaderamente radical del desarrollo humano. Planteo brevemente y respondo a algunas preocupaciones sobre la agencia, la libertad cívica y la conexión del desarrollo humano integral con la Iglesia católica. Concluyo con una breve explicación del desarrollo humano integral en la práctica.

Por qué es importante el desarrollo humano integral

En 1967, el Papa Pablo VI postuló la noción de “desarrollo humano integral”, que, tal y como la desarrollaron sus sucesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, rompió con el proyecto moderno de desarrollo puramente económico y tecnológico, dando lugar a una concepción original del “desarrollo”. La doctrina papal, como concepciones convencionales del desarrollo, está a favor del crecimiento económico, la innovación tecnológica y la aplicación de programas sociales. Sin embargo, como el “desarrollo humano integral” hace hincapié en el objetivo religioso de reconciliar a la humanidad con Dios mediante la creación de una familia humana por encima de estas cuestiones sociales y económicas más materiales, no puede equipararse a la teoría secular del desarrollo. Este capítulo destaca el carácter único de esta doctrina y examina sus influencias en el marco teórico de la comunidad internacional del desarrollo.
Notas de los editoresReferencia de la edición : Bertina, L. (2013) “La doctrina católica del ‘desarrollo humano integral’ y su influencia en la comunidad internacional del desarrollo”, en Política de desarrollo internacional: Religión y Desarrollo, nº 4, Ginebra: Graduate Institute Publications, Basingstoke: Palgrave Macmillan, pp. 115-127.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos